Crítica Cinematográfica – El Último Elvis por Anibal Vecchio

Print Friendly

 

El_Ultimo_Elvis-Cartel

INDICE

  • CRITICA
  • FICHA TECNICA
  • DESGLOSE NARRATIVO Y FORMAL
  • EJEMPLOS DESGLOSE VISUAL EN CLASE PRESENCIAL
  • VINCULOS

 CRITICA

En el siguiente trabajo se desglosara el film El Ultimo Elvis” (2006) de Armando Bo. Para llevar acabo dicho proceso se realizara:

  • Ficha técnica
  • Información sobre el director.
  • Análisis Formal y Narrativo.
  • Análisis visuales sobre lo expuesto.

Los puntos detallados se efectuaran a modo de confirmar la siguiente hipótesis:

En el film “El Ultimo Elvis” (2012) de Armando Bo,  la atmosfera pesada y melancólica que contextualiza el relato es producto de un coherente trabajo entre los diversos departamentos del film, específicamente aquellos vinculados a la dirección artística.

FICHA TECNICA

Titulo Original

El Ultimo Elvis

Año

2012

Duración

90 min.

País

Argentina / Estados Unidos

Director

Armando Bo

Guión

Armando Bo / Nicolás Giacobone

Fotografía

Javier Julia

Protagonistas

John Mclnemy
Griselda Siciliani

ARMANDO BO

El apellido Bo está vinculado hace 3 generaciones directamente al cine.
Comenzando con esta semilla artística encontramos al famosísimo director, productor y actor Armando Bo (1914-1981) quien realizo populares films (sexploitation) con la actuación de Isabel Sarli (La Coca Sarli)
Luego encontramos a su hijo Victor Bo, nacido en 1943, quien se desempeña como actor y productor cinematográfico.
Llegamos así al director del “El Ultimo Elvis”, nieto de Armando Bo e hijo de Victor Bo.
Con este backup familiar Armando Bo nieto ingresa rápidamente al mundo audiovisual.
Sus primeros pasos en el set, pero detrás de cámara los realiza en Teleganas, programa de juegos  emitido por el antiguo ATC.
Al poco tiempo, y a sus 16 años, un amigo de su padre le brinda la posibilidad de trabajar como meritorio en La Brea, agencia de publicidad de Luis Pucho Mentasti.
Al poco tiempo viaja a New York a formarse profesionalmente en una escuela de cine.
A sus 26 años funda “Rebolucion” junto al productor ejecutivo Patricio Alvarez Casado, obteniendo más de 50 premios y consagrándose como una de las mejores productoras de Iberoamérica.
Armando es convocado por el importante director mexicano Alejandro Gonzales Iñarritu (Amores Perros, Babel, entre otros) para dirigir comerciales en su productora Z-Films, generando un importante vinculo que a posteriori abrirá nuevas puertas en el mundo del cine.
Es así que cuando tiene la primera versión de “El Ultimo Elvis”, armando decide enviárselo a Iñarritu, el cual le responde con algunas correcciones y con una concreta propuesta de trabajo: realizar juntos el guion del film Biutiful.
Actualmente Armando está escribiendo su segundo largometraje, realizando un nuevo guion junto a Iñarritu y en paralelo continua como director en su productora Rebolucion.
El Ultimo Elvis obtuvo los siguientes premios:

  • Premios Premio Descubrimiento de la Crítica en la 24° edición del Festival CineLatino de Toulouse
  • Premio a la Mejor Película en el East End Film Festival.
  • Festival UNASUR:mejor dirección de artemejor vestuario y mejor guion.

 

DESGLOSE NARRATIVO Y FORMAL

Narrativa y formalmente “El Ultimo Elvis” contiene una estructura que podría considerarse clásica.
Cuando hablamos de estructura clásica, nos estamos refiriendo a que los diversos elementos que componen un film que trabajan en función de ocultar el dispositivo y potenciar la diegesis del relato.
Por ejemplo, uno de sus recursos técnicos imprescindibles es el montaje en continuidad.
El elemento, que por momentos puede considerarse disruptor en esta lógica, es el montaje sonoro ya que con la finalidad de representar dos realidades opuestas del personaje trabaja con fuertes contrastes auditivos que pueden “distanciar al espectador”

Desde lo narrativo,  El Ultimo Elvis presenta una clara estructura aristotélica clásica, ya que el avance dramático está organizado en 3 actos: Introducción (%25), Nudo (%50) y  Desenlace. (%25)
En los primeros 25 minutos del film se nos proporciona la información suficiente para conocer a nuestro protagonista junto a su núcleo familiar, entorno y posible devenir dramático.
Luego nos sumergimos en el Nudo del film que contiene como disparador el accidente familiar ya que este altera los planes del protagonista convirtiéndose en un obstáculo a superar.
La transición entre nudo y desenlace y posterior clímax (o revelación) está un poco aletargada debido a la ausencia de nuevos conflictos o complicaciones que le brindarían mayor dinamismo al relato.
Esta estructura clásica (en lo narrativo) nos entrega un film coherente y de fácil lectura, centrando la atención en la evolución del personaje principal.

El Ultimo Elvis ejemplifica el potencial que brinda una sólida construcción dramática (personajes, entorno, acciones) a la atmosfera final del film.
Estos elementos en conjunto, coordinados por un departamento de arte bajo la visión organizadora del director, construyen un clima pesado, melancólico y atemporal.

Carlos Gutierrez (Elvis) es el claro protagonista del film.
El mismo es encarnado por John Mclnerny, arquitecto, docente universitario y músico que en su tiempo libre forma parte de la banda “Elvis Vive”, en donde realiza repertorio del Rey del Rock.

El director exploto esta capacidad/facilidad musical del actor ya que los shows/presentaciones que realiza el personaje capturados “en vivo” brindándole aun un mayor realismo a la performance.

Los personajes que completan a Carlos y forman la triada familiar son su exmujer Alejandra y su hija Lisa Marie Gutierrez.
Este triángulo familiar se evidencia asimétrico e inestable, siendo Carlos el vértice más frágil en su composición.
Analizando el vínculo del personaje con su entorno y familia se puede encasillar su comportamiento dentro de lo que el DSM IV denomina trastorno de identidad disociativo.
El director representa metafóricamente esta patología con la presencia de los espejos y la imagen doble o especular que estos propician.
Por otro lado, la melancolía (depresión) está muy presente en la narrativa del film y se ve reflejada en distintos aspectos formales del film tales como iluminación, color, musicalización y caracterización que posteriormente analizaremos.
Las conexiones espacio – temporales están presentadas bajo una lógica cronológica lineal que está vinculada a la rutina que lleva Carlos.
El film carece de elementos anacrónicos tales como el flashbacks o flashfordwars.
Por momentos se percibe algún que otro salto brusco entre escenas productos de fuertes elipsis entre el día y la noche.

El decoupage espacial (el desglose de la película en planos cinematográficos) reposa en las leyes básicas del cine clásico (continuidad de miradas, ley de los 180 grados, corte en movimiento, plano y contra plano, entre otras) esto fomenta la construcción de un espectador pasivo que se deja llevar por el devenir del relato.
Cabe destacar que la principal consecuencia del cumplimiento de estas leyes es el ocultamiento del dispositivo (todo lo que está detrás de cámara)
El tratamiento estético del film es un punto muy fuerte y cuidado de “El Ultimo Elvis”.
Tanto la escenografía, iluminación, vestuario y colorimetría se encuentran en una perfecta sintonía.
Aquí claramente se notan las influencias publicitarias de Armando Bo ya que en ese medio es frecuente ver dedicación e inversión en las áreas de arte.
Para construir la atmosfera que anteriormente mencionamos, se ha trabajado con una paleta de colores en donde predominan los tonos ocres y amarillos.
El color, al margen de la información que carga, está directamente relacionado con las emociones.
Puntualmente el amarillo ocre se lo vincula a la introspección, al egoísmo y apego a lo tradicional.
A su vez la película tiene un filtro general sepia que le proporciona un tratamiento vintage o retro, reapareciendo el concepto de la melancolía o de  “un tiempo pasado”
La iluminación tiene una impronta que podríamos denominar “realista” ya que nos da la sensación de que la luz que visualizamos es la “natural” del ambiente.
Para lograr estos resultados se trabaja con cámaras con sensores de alta sensibilidad nativos (ISO) y con luminarias pequeñas de distinta temperatura color que simulan ser fuentes de luz naturales.
Esto implica un detallado trabajo del DF o director de fotografía.
La casa de Carlos es el espacio que tiene un trabajo lumínico más “expresivo” con fuertes contrastes, juegos de luces y sombras cercanos a la técnica del claroscuro.
La escenografía es otro recurso dentro del departamento de arte que denota un trabajo coherente y elaborado, siendo la casa de Carlos un conciso ejemplo.
Como hemos mencionado en otras oportunidades, la escenografía define en cierta parte el status social del personaje y su estado mental/emocional.
En su hogar podemos encontrar un gran abandono estético (muebles y paredes rotas) como así también la presencia de elementos fríos (cemento, hierro) junto a una iluminación lúgubre y de poca intensidad.
Esto nos define una personalidad, una postura frente a lo que lo rodea y un vínculo con la realidad.
La habitación de su madre, el centro donde cobra el dinero por sus presentaciones, son otros espacios que se encuentran dañados, atravesados por el tiempo, dando la impresión de que en un futuro temprano van a “quebrar”.
Otro gran trabajo de arte dentro del film es Graceland.
La misma fue reproducida en un estudio para poder filmar libremente y sin limitaciones de cámara.
Los vehículos que circulan por la ciudad cumplen otro importante papel a la hora de brindarle un anclaje en un “tiempo pasado” no definido al film.

Respecto a  los movimientos de cámara podríamos dividirlos en dos momentos o situaciones.
Cada vez que Carlos se “transforma” en Elvis y realiza una presentación en vivo la cámara se desplaza suavemente sobre un steadicam (estabilizador de cámara con contrapesos)
El movimiento de cámara que el director eligió para las instancias de show es el desplazamiento circular que tiene como centro del mismo a Carlos/Elvis.
Simbólicamente el círculo suele estar vinculado a lo eterno mientras que el movimiento circular representa al tiempo por su constante movimiento sin principio o pin.
El movimiento circular también es implementado para mostrarnos por primera vez el interior del hogar de Carlos.
En segundo lugar encontramos los movimientos de cámara vinculados a la realidad diaria de Carlos. Estos son más desprolijos, crudos, implementados mediante la técnica de la cámara en mano que proporciona vibraciones naturales generadas por el desplazamiento del operador.

El uso de focales (con sus propias propiedades graficas) varía entre lo que se consideran normales (50 mm, emparejándose con la distorsión natural de la visión humana) y teleobjetivos (mayor mente usadas en situaciones de dialogo)
El film casi prescinde de los planos generales, ofreciéndonos composiciones ajustadas en donde el espacio comprime a los personajes.
Estas elecciones artísticas potencian las atmosferas pesadas y/o angustiantes ya que el personaje “no respira” en el cuadro.
La profundidad de campo (zona por delante y por detrás de cámara donde tenemos foco) es muy acotada.
El director ha elegido trabajar con diafragmas abiertos para separar a los personajes del entorno y focalizar la atención en sus rostros o emociones.
La música en “El Ultimo Elvis” cumple un importantísimo papel, no solo por el título del film sino porque el director ha decido capturar el audio de los shows de Carlos en “vivo”
Por lo tanto abunda la presencia de música diegetica (aquella que sucede dentro del relato visualizándose su fuente sonora)
La musicalización extradiegetica suele aparecer en momentos de dramatismo o tención (pérdida del control de Carlos, accidente de su exmujer) para reforzar lo que sucede en pantalla.
Otro espacio al que se le ha dado identidad mediante planos sonoros es el trabajo de Carlos. Allí solo hay ruido continuo a maquinarias con decibeles sumamente altos.
El montaje presente en el film es el denominado por algunos teóricos como Montaje Lineal Continuo ya que se desarrolla con una unidad de tiempo y lugar.
La técnica implementada oculta claramente el dispositivo y le brinda al film un ritmo natural y fluido.
Los cortes son correctos, las miradas respetan los ejes y el espacio se entrega desglosado y coherente para que el espectador se oriente espacio-temporalmente.
Solo por momentos el director eligió realizar alguna transición brusca entre escenas, (apoyado en la banda sonora) con el posible fin de remarcar las contradicciones y contrastes de Carlos siendo Carlos y Carlos siendo Elvis.

Desde lo actoral vemos un resultado que podemos definir como “realista”.
Para lograr esto es necesario que el actor construya el pasado, presente y futuro del personaje que va a interpretar.
A su vez es necesario que conecte con sus emociones y se comprometa con el personaje.
Esta manera de abordar un personaje se denomina Sistema Stanislavski (Konstantin Stanislavski, 1863-1938)

 

VINCULOS

http://es.wikipedia.org/wiki/Steadicam

http://codigosvisules7.blogspot.com.ar/2008/01/tipos-de-montaje.html

http://es.wikipedia.org/wiki/T%C3%A9cnicas_de_actuaci%C3%B3n

http://elcineenlamirada.over-blog.com/article-analisis-de-la-pelicula-el-ultimo-elvis-bo-2012-118250979.html

http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%ADrculo

http://www.elsigma.com/cine-y-psicoanalisis/el-utlimo-elvis/12491

http://es.wikipedia.org/wiki/Konstant%C3%ADn_Stanislavski

http://es.wikipedia.org/wiki/Cine_cl%C3%A1sico

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/5-25000-2012-04-24.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*