Acerca de nuestro interés por el Cine y la Literatura

Print Friendly

Hemos pensado, como un nuevo espacio para nuestra página que, cada quien que así lo disponga – lo cual desde ya se agradece y en gran medida – que quiera comentar libros (por ejemplo, leídos recientemente, o no) y películas (vistas recientemente, o no) lo haga a partir de esta nueva sección y haciendo, precisamente, “Comentarios” a ella. Nos parece sumamente enriquecedor para todos nuestros seguidores y lectores y una guía de selección para nuestras actividades literarias y fílmicas. Ya encontrarán allí aportes ilustrativos. ¡Muchas gracias y esto también colabora con actividades previstas para este año – 2016 – precisamente acerca de “Cine y Psicoanálisis”, a cargo de Patricio Barrera y Fernando Verra y de “Literatura y Psicoanálisis” a cargo de Moira Nardi!

15 comentarios


  1. Película vista: “La chica danesa”. Tras leer múltiples comentarios dedicados a esta película, pareciera que la mayoría de quienes opinan circulan por los mismos carriles que los diversos médicos (tener en cuenta la época, principios del siglo XX) que atienden al protagonista, o sea: no entienden de qué se trata y si lo entienden no quieren tener que hacerlo.
    El film versa sobre la identidad, está basado en un caso real, y Hooper, su director, lo aborda con delicadeza y dignidad. Las interpretaciones de los dos protagonistas son creíbles y respetuosas. Pero el director no cae en lugares comunes ni apela a golpes de intensidad para complicar al espectador, lo cual es valorable en gran medida cuando se trata de un tema tan sensible y complejo.
    Diríamos que se trata de aplicar a esta producción una frase emblemática de Lacan en su seminario VII sobre “La ética”: “Héroe es aquel que sostiene su deseo” y sí, Lili sostiene su deseo y en un momento, acercándose al final se lo dice a Gerda: “Tu eres la única que comprendió mi deseo”. Lili sería la contracara: el antihéroe porque no cumple con los parámetros de lo esperable en términos de moral y buenas costumbres, todo lo contrario.
    Habiendo aprendido a ver cine, también, de otro modo gracias a los trabajos compartidos con Aníbal Vecchio, destacamos el valor simbólico de algunas escenas, tomas y, en general, la fotografía.
    Una película recomendable, tornemos a decir, respetuosa, y bien realizada. La sugiero. ¡Gracias!

    Responder

    1. Temas en boga si los hay. Controvertidos incluso para nuestra época.
      Me gustó cómo el va descubriendo y afianzandose en el terreno para luego afirmar que no se trataba de ninguna novedad. Redescubrir lo conocido.
      El protagonismo de Lili no opaca las contradicciones y avatares por los que necesariamente transita el personaje de Gerda.

      Responder

  2. Vista “De óxido y hueso” – aunque la traducción “De metal y hueso”, sería un mejor título para esta película dirigida por Audriard e interpretada – en un trabajo muy interesante, en el rol femenino, por Marion Cotillard.
    Veamos: la película no escatima – en muy poco tiempo – ninguna tribulación para sus personajes. A poco de andar nos sorprende con el luctuoso suceso acaecido a su protagonista; del lado masculina un “cool” desafectivizado a quien, precisamente, los afectos y sentires, le pasan de costado, no lo atraviesan. El film prosigue, en algunas circunstancias con bastante violencia y no exento de interés, pero…¡otra vez!: el final como para salir del paso y cumplir con el máximo standard de 120 minutos, se decanta en una resolución a todas luces absurda. ¡Parecieran nuestros cuentos infantiles: “Todos fueron felices y comieron perdices”. El espectador no es necesariamente tonto y o bien es un problema de edición – lo cual no excluye a la dirección – ¿ o qué?. Un “The End” absurdo, poco creíble, almibarado y no digno del cine francés-belga, que éste es el caso. Pero no es un film descartable, sólo que no cumple los requisitos subjetivos y personales como para decir: “Una buena película”. ¡Lástima! Los efectos especiales que se utilizan con Cotillard: ¡Impecables!

    Responder

  3. Hemos visto “Room” – en nuestro medio “El cuarto” o “La habitación”. Es una película sobresaliente, sobre todo por sus actuaciones y de entre ellas se destaca preponderantemente la del pequeño Jacob Tremblay para lo cual es imprescindible también tener en cuenta el sobresaliente trabajo de la dirección. La versatilidad del niño y la espontaneidad con las que compone su papel lo destacan como pocas veces – no ninguna – visto en la historia del cine. Es interesante – no nos parece que alcance para un Oscar – el desarrollo actoral de Brie Larson. Como tantas veces lo destacamos, en muchas oportunidades los films no mantienen su continuidad y se precipitan en finales abruptos; y es lo que ocurre con “Room”: el final es intempestivo y absurdo. De todos modos es una experiencia interesante y a la cual calificaríamos con un 7 sobre 10. ¡Gracias por leernos y, si la ven, esperamos también vuestros comentarios!

    Responder

    1. Excelente y durisima a la vez.
      Vale para pensar el vículo madre – hijo y las distintas lecturas que de el podemos hacer al cambiar el contexto.

      Responder

      1. Gracias Magalí por tu comentario! Sí, es cierto: es una relación madre-hijo peculiar y diferente.

        Responder

  4. He visto “El lado luminoso de la vida” – así llamada en nuestro medio – película del año 2012.
    Típico Hollywood, sin lugar a dudas.
    Comienza prometedoramente con excelentes actuaciones de Bradley Cooper y Jennifer Lawrence y, a medida que transcurre, va perdiendo verosimilitud y consistencia para convertirse en algo que ni siquiera llega al pasatiempo por su banalidad. Al modo de las antiguas películas llamadas “de cowboys” donde siempre la caballería americana aparecía para resguardar a los buenos (?), este sería llamado el triunfo del amor cuando al comienzo se trata de dos seres atravesados por patologías severas.
    Es tristísima – descalificatoria y ridiculizante – la figura del terapeuta y, por supuesto, para el medio en que está ambientada, todo es “bipolaridad” y sobredosis medicamentosas. ¡Las pastillas salvarán al mundo!
    Mi sugerencia, y no más que ello: pueden prescindir y no habrán perdido ni un ápice de tiempo valioso ni ningún aprendizaje de vida

    Responder

    1. Gracias por tu comentario. compartimos muchos criterios y esta película , sera , como muchas películas americanas , solo una propaganda mas, desde una sociedad , donde todo es propaganda, interesada. Gracias , otra vez Ana Maria

      Responder

    2. Realmente, Ana María, es una película más del montón.- Si uno se guía por las opiniones de los diarios y por las nominaciones que tuvo, pareciera que es “la película”.-La vi apenas la estrenaron y no me dejo nada…Gracias por su opinión!

      Responder

      1. ¡Qué interesante y valioso que haya Usted interactuado con nosotros en nuestra página: lo valoro muchísimo y, por supuesto tomo en cuenta y agradezco su comentario!.

        Responder

  5. “Un amour de jeunesse” – con título en español de “Primer amor”. Sí, es un amor de juventud, y diríamos de juventud extrema, en tanto cuando comienza a relatarse la historia la protagonista – encarnada por Lola Créton, excelente actriz – tiene sólo 15 años. El relato nos pone ante una coyuntura personal cuasi metafísica: ¿en qué medida un gran – y quizás primer amor – es perdurable y no sólo en la memoria sino en su reactualización? O sea: un amor, ¿es o será “para siempre”? Ello queda a cargo de cada espectador y así lo dejaría abierto Mia Hansen Love, su realizadora. El film transcurre y nos hace transcurrir. ¿Impulsa a la reflexión? Si, para quien así lo viva. ¿Nos retrotrae a nuestras propias historias? Sin duda, como posibilidad.
    Un ejercicio fílmico atrayente y amable pero también polémico porque pone en juego, a la vez, la lealtad de los pactos.

    Responder

  6. Y en tren de películas, lo visto recientemente es – entre otras que iré comentando – “Ginger and Rose”. Es un film británico, dirigido por Sally Potter, la misma realizadora de “Orlando”, recordada por su originalidad.
    Es interesante seguir su desarrollo – el tema central es la problemática adolescente, centrado en dos amigas – porque, además, pone al día un tema histórico: la crisis de los misiles. Tiempos extremadamente politizados y de posturas ideológicas, en algunos casos extremas, que rozaban la vida diaria y cotidiana de las personas. “El jardín de los senderos que se bifurcan” podría también llamarse esta historia, durante la cual, la vida de Ginger y Rose se va, precisamente, bifurcando. La actuación de Elle Fanning – hermana de la excelente niña fílmica que fue Dakota Fanning – es sumamente meritoria y hace a gran parte de la realización. No necesita decir demasiado para transmitir mucho.
    Es una película interesante, entretenida y…lamentablemente, previsible.

    Responder

  7. Otro libro recientemente terminado es, diametralmente opuesto a “Luces de Bohemia” – un clásico – “Una suerte pequeña” de Claudia Piñeiro a quien, en su faja, se presenta como la autora de “Las viudas de los jueves” y “Betibú”.
    Se trata de un libro pequeño que no nos dejará marcas imborrables pero que no puede desdeñarse en tanto bien estructurado. Lamentablemente su interés decae en un final que no está a la altura del resto. Como ocurre en algunos casos, los finales se precipitan y no siguen el “tempo” general del libro. Se lee rápida y fácilmente y lo calificaríamos como: “prescindible pero interesante”, sobre todo para conocer a alguien que, súbitamente, alcanza cierta notoriedad.

    Responder

  8. Leído muy recientemente:
    “Luces de Bohemia” de Ramón del Valle Inclán. Un clásico de un gran Maestro español. Un libro entrañable de difícil lectura por el uso del “argot” madrileño de la época (Incluso la edición que he leído tiene detrás un glosario explicativo) Su lectura culmina en una forma de enamoramiento: nadie que lo lea distendidamente, dejará de amar a Max Estrella – su protagonista. A mi entender la obra cumbre de este célebre escritor es “Divinas Palabras” la cual, en su puesta en Buenos Aires, me fue dado ver interpretada por María Casares. Lamentablemente no recuerdo mucho porque aún era una casi adolescente, pero su genialidad, me marcaron para siempre.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*